Hablemos de temporada: Las Habas

Las Habas

Es una legumbre, energética, con un alto contenido en agua y en minerales. Frescas son más digeribles que secas. Algunas propiedades:
Ayudan a disminuir la grasa de las arterias, con lo cual disminuyen los niveles de colesterol.
Por su contenido en Vitaminas del grupo B, sobre todo en B9 o ácido fólico, es aconsejable su consumo en embarazadas, con atención a lo flatulentas que son.
Por su contenido en fibra, ayudan a regular el tránsito intestinal.
Las flores, en decocción, son diuréticas, depurativas y antirreumáticas.
Como curiosidad,  sabías qué, debido a la difícil digestión nocturna de esta legumbre, en la Edad Media se pensaba que las almas de los muertos vivían dentro de ellas, y por eso no te dejaban dormir por las noches.
 
Las habas están vinculadas a la cultura de algunos pueblos, por ejemplo, en Granada son típicas el día de la Cruz, comer habas con tocino y salaillas, y beber rebujito; o el famoso bocadillo de habas con jamón. 🙂

Recetas con Habas:

Ensalada Granadina de Habas Tiernas:
 
 ü  4Kg de habas muy tiernas
 ü  100 ml de aceite de oliva
 ü  20 hojas de hierbabuena
 ü  El zumo de una naranja
 ü  Sal y pimienta negra molida
Escaldar las habas desgranadas durante 3 minutos en abundante agua hirviendo (con sal gorda). Escurrir y dejar enfriar. Hacer el aliños con el aceite, el zumo de naranja, las especias, y las hojas de hierbabuena picaditas. Una vez tibias, mezclarlas con el aliño, rociarlas con un poco de pimienta negra (o mezcla de bayas) del molinillo. Espolvorear la ensalada con las hojas de hierbabuena picadas, remover de nuevo y servir.
Y una de mis elaboraciones culinarias, Habas con pollo y almendras:
 
 ü  Habas
 ü  Zanahorias (se pueden incluir otras verduras al gusto)
 ü  Pechuga de pollo troceada (también se puede utilizar el pollo guisado de hacer caldo)
 ü  Almendras
 ü  Cebolla
 ü  Ajo
 ü  Pimiento rojo
 ü  Especias (jengibre molido, albahaca, laurel, azafrán y clavo)
 ü  Sal
 ü  Vino blanco
En una cacerola con poco aceite, echar la cebolla picadita muy pequeña, añadir dos dientes de ajo picaditos, pimiento morrón troceado. Dejar que el sofrito se vaya haciendo a fuego lento mientras machacamos en el mortero las almendras y picamos la zanahoria. Cuando la cebolla esté pochadita, incorporar la zanahoria, dar una vueltas y añadir un chorrito de vino blanco, dejar unos minutos y echar las habas. Darle unas vueltas e incorporar la pechuga troceada. Le añadimos las especias, mi sugerencia: un poco de jengibre molido (ayudará a su digestión y reducirá gases), azafrán si se quiere, albahaca, una hoja de laurel y un clavo. Mareamos con la cuchara de madera, y añadimos agua (que apenas le cubra). Y lo dejamos cocer a fuego lento unos 30 minutos.
 Ï    Otra variante de la receta es sin pollo, sólo las habas con las verduras (también se le pueden añadir champiñones, puerro, calabacín e incluso berenjena).
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s